A unos pocos kilómetros de San Francisco se sitúa la Falla de San Andrés... Caprichos de la Naturaleza para los humanos, la vía de escape para la oscuridad y el mayor problema terrenal para los que habitan la bóveda celeste... Décadas atrás los grandes señores de la innombrable pesadilla pudieron salir, décadas atrás todos ellos se unieron con el fin de utilizar sus dones para abrir el portal... El resultado fue la ola de catástrofe que la Humanidad conoce como "Él ultimo de nuestros días"...

Conectarse

Recuperar mi contraseña






















Últimos temas
» Registro Razas.
Vie Ene 11, 2013 2:57 pm por Alexia Muneiquer

» Registro Avatar.
Vie Ene 11, 2013 2:34 pm por Alexia Muneiquer

» BÚSQUEDA IMPORTANTE
Lun Ene 07, 2013 5:48 pm por Melinda Mack

» Twilight Love [Af. Normal]
Sáb Mar 10, 2012 8:23 pm por Invitado

» Bad Day [Elior]
Mar Mar 06, 2012 12:15 am por Elior Ambroix

» FORO DE ROL GOSSIP GIRL +18 [NORMAL]
Jue Mar 01, 2012 2:35 pm por Invitado

» TAO- normal.
Miér Feb 29, 2012 11:51 am por Invitado

» Join the sexy army!
Miér Feb 29, 2012 11:00 am por Desari Obliviscaris

» Beware with the Darkness *TODOS los pre determinados libres!! *élite*
Lun Feb 27, 2012 12:48 am por Adam B. Blake


Para comunicarte con cualquiera de nosotros, solo clickea la imagen



















Para visitar nuestra lista de afiliados standard Clickea aqui!






Fénix Rousse

Ir abajo

Fénix Rousse

Mensaje por Fénix Rousse el Mar Dic 07, 2010 3:54 pm

Anya HoffMan Fénix Rousse



Datos personales:

-Raza:
Humana - Civil

-Edad:
19 Malditos Inviernos

-Actividad: Street Fighter Drug Dealer

-Nacionalidad: Alemana

-Orientación sexual: Heterosexual.

Descripciones:

-Descripción física:
Seguramente no es el tipo de mujer que al pasar uno voltea para volver a ver, probablemente porque ella pasa demasiado rápido para que alguien le de una segunda hojeada. Es pequeña y de apariencia debilucha, pero no podrías estar más equivocado. Es fuerte y podría romperte la mandíbula si se lo propone. El cabello algo incontrolable, casi siempre llevado en una bonita y desalineada trenza, le cae a un costado de su rostro. Sus ojos, celestes son la llave a tu perdición. Si los ves, la notaras perdida, como en su propio mundo. Nariz respingada y labios bastante prominentes. Lleva grabados los rasgos de niña en su rostro y cuerpo, y que va, es aun una pequeña niña que ha madurado de golpe. Se viste como quiere, siempre con ropa de segunda mano, regalada, sucia y desgastada. Nunca la veras con algo súper nuevo, porque simplemente no tiene el dinero para comprarse nada.

-Descripción psicológica:
-Hey Anya...que tal es..
-¿Cómo me llamaste?
-¿Qué? Yo..no..eh..
-Fénix. ¿Ok? Fé- Nix. Grábatelo

¿Quién no ha deseado alguna vez ser fuerte? Poder pasar por todo y todos. Ser capaz de atravesar por las peores crisis y seguir de pie. Ser invencible. Pues Fénix no lo ha deseado, porque ella ha nacido de esa manera. Es lo que debe ser y no hay otra opción para ella. Su aspecto de niña frágil puede llegar a confundirte, pero por lo que mas quieras, no te dejes engañar, porque caerás en una trampa de la cual no podrás escapar. Hija del rigor, la violencia, los golpes y abusos. Hija de la tristeza, de la parca misma si quieren decirlo. Ha crecido entre insultos, ha renacido de las cenizas que la oprimieron solo para volver a hundirse en la misma basura. No hay salvación para alguien que no busca una salida difícil, sino una rápida.

Mírala y querrás protegerla, pero debes entender que ella puede protegerse sin ningún esfuerzo. Mírala y querrás tenerla, pero ella no te dejará a menos que le ofrezcas algo a cambio. Cuando le des algo de su interés, podrás tenerla a tus pies en un abrir y cerrar de ojos. Pondrá cara de que la está pasando bien, mientras que por dentro su alma se quiebra en mil pedazos y sus ojos lloran sin que puedas notarlo. ¿Por qué se deja sufrir de esta manera? Porque cree que para lo único que sirve es para el trabajo carnal, sucio y espantoso al cual se somete. Teme al contacto físico con los hombres, y aun así se obliga a si misma a tenerlo, porque quizás pueda sentir esa felicidad que tanto anhela. Es totalmente contradictoria y es esa su maldición. Está totalmente equivocada y seguirá estándolo porque a nadie le interesa hacerla ver el lado correcto.

Pérdida en su propio mundo distorsionado donde las drogas, el alcohol y la velocidad son los principales protagonistas. Fénix vive en un mundo que nadie conoce. El mundo de los condenados. Todas las noches se interna en aquel callejón, todas las noches pelea contra el mundo a cambio de dinero. Oh, si, el club de la pelea es otra de sus adicciones. Si gana, vive. Si pierde, muere. No hay nada mas divertido que la incertidumbre para una adicta. Apenas si duerme. Sus noches son una tortura, llena de pesadillas que la hacen gritar. Se levanta, toma uno o dos tragos, se prende un cigarro y le tiemblan los labios de manera exasperante. Se quiebra y no se permite llorar. Se quiebra como tantas otras noches, para volverse a dormir en su pequeño laberinto mental.

Callada cuando quiere serlo, mordaz y astuta cuando lo necesita. Solitaria como el que más. Indefendible porque siempre la veras en algún problema. En realidad, es un problema andante. Sus penas no tienen solución, el odio y el miedo que lleva dentro no podrán salir, simplemente por que no dejará que sus secretos sean escuchados por nadie. Se llevara su dolor a la tumba si es necesario antes de verse humillada por las risas de la gente. Llámenla loca, llámenla antisocial. Fénix hará oídos sordos a sus palabras, será la sombra de la noche. Será lo que nadie quiere ser. Es como el ave que renace, pero ella muere mientras respira. Es la basura, la escoria de la calle. La nada misma y todo a la vez. Distante y tan cerca, nadie logra comprenderla. ¿Te atreves a salvarla de si misma?



-Familiares:
Hannes Hoffman – Padre: Ex Policía. Tenía un severo conflicto con el alcohol y las drogas. Abusador y golpeador empedernido, tanto de su esposa como de su hija. Murió en las manos de esta última, luego de haberse propasado por última vez con ella. Su cuerpo yace en un pequeño cementerio al norte de su pueblo natal.
Alexandra Volkova – Madre: Mujer sumisa que jamás se atrevió a denunciar a su esposo. Siempre temiendo por su vida y nunca por la de sus hijos a los cuales pocas veces cuidaba. Cuando Anya mató a Hannes, Alexandra comenzó a odiarla y repudiarla y es hasta el día de hoy que no desea verla. Sigue viviendo en Alemania.
Víktor Hoffman – Hermano Mayor: Cuidó de Anya desde que tiene memoria ya que se madre jamás se hizo cargo de ella, trataba de defenderla de las golpizas de su padre y casi siempre el se llevaba la peor parte, hasta que un día se cansó y decidió marcharse de su casa, dejando en ella a su pequeña hermana. Fue una decisión que hasta estos día le carcome el alma.


-Historia:
Familias duras si las hay. Familias complicadas y con problemas irreparables. Hannes y Alexandra nunca fueron normales. El, un policía que debió retirarse por un disparo del cual pudieron salvarlo pero que le impidió hacer esfuerzo físico, padecía de severos problemas de manejo de ira y tendencia a creerse más poderoso que el resto. Ella, una maestra jardinera que nunca se atrevió a cuestionarlo, siempre lo amó por lo que era y no trató de cambiarlo jamás. Un matrimonio repleto de peleas que Hannes siempre ganaba, y como consecuencia, Alexandra terminaba muy mal herida.

Su primer hijo llegó como una tierna sorpresa. Le llamaron Víktor y lo trataron como el mejor. El nunca hacía nada equivocado, siempre era bueno en todo, y como consecuencia, terminó siéndolo. Su padre le amaba, porque podía volcar en el todo las enseñanzas que tenía guardadas, pero por supuesto, el alcohol siempre se metía de por medio, y cada dos por tres, Hannes terminaba borracho, y Víktor golpeado hasta el cansancio. Su madre optó por el silencio, y se limitaba a curarlo, agradecía que no se desquitaran con ella.

Pasó el tiempo, mas bien seis años, en los que todo siguió básicamente igual. Quizás las palizas habían reducido su regularidad, y si se podía decir Hannes había dejado de beber tanto y en tan poco tiempo. Iban en camino a la recuperación, hasta que un día Alexandra quedó embarazada. Fue un embarazo no deseado, y luego de un fallido intento de absorción, decidieron tener al bebe. Bebé que resultó ser hermoso, pero eso no bastaba para la destruida familia. La llamaron Anya, y no fue más que un simple error que ellos trataron como tal.

Anya fue entonces, el centro de atención de su padre, y no necesariamente eso era algo bueno. Por la falta de dinero, Hannes volvió a la bebida, y con ello volvieron las golpizas. Víktor protegía a su hermana, llevándose este la peor parte de las golpizas. Pero lo que Víktor no sabía, y lo que Anya que ahora crecía, callaba, eran los abusos que por las noches su padre llevaba a cabo. La arrastraba hasta el sótano y la hacía suya repetidas veces. Imposible es decir todo lo que pasaba por la mente de la pequeña, que ahora tenia ya 10 años. Anya nunca asistió al colegio, ni tampoco recibió educación en su hogar, se convirtió en una analfabeta sin remedio, y con aires de persona fuerte, capaz de soportar cualquier cosa.

Una noche, Víktor no pudo soportar mas el permanecer en esa casa, y escapó de la misma dejando a Anya de ahora 12 años, sola con un padre abusador y con una madre que prefería llevarse todo a la tumba. Nunca más volvió a verlo, y le ha guardado un rencor especial desde entonces. De nada le servia a Anya el ir a la policía a contar lo que ocurría, porque si recuerdan bien, Hannes era un ex policía y había dejado en la comisaría a todos sus amigos, algunos incluso peores que el.

Fue cuando Anya cumplió 16 años, que su padre le regaló una noche en el sótano. Pero ella estaba cansada de tanto abuso, decidió terminar con aquello de una vez. Ponerle fin a la agonía. Previamente había llevado consigo un cuchillo de cocina. Fue una ardua lucha, donde ella también resultó herida, pero fue su padre el que dio el último suspiro de una vez por todas. Su madre, shockeada por todo lo ocurrido, no dudó en presentar cargos contra su hija, y esta fue condenada a dos años de prisión. Sin embargo fue liberada tiempo después por buena conducta.

Dejó atrás su vida, y emigró a los Estados Unidos, tierra de oportunidades y de cambio. Incluso modificó su nombre para que nadie pudiese reconocerla. Era ahora, Fénix Rousse, como el ave mitológica que renacía de las cenizas. Ella renacería también. La vida Neoyorquina la recibió igual de mal que la vida en su tierra natal. La perdición tocó su puerta cuando las drogas invadieron su mente. Sin dinero, comenzó a vender droga y se inscribió en un club de la pelea sumamente ilegal. Hasta ahora va invicta, pero todo puede cambiar. Fénix está al borde de la perdición y a nadie, ni siquiera ella le interesa.


Otros Datos:

-Nivel de adquisición: Bajo

-Vehículo: -

-Enfermedades: Severamente adicta a las drogas y al alcohol

-Antecedentes: Condenada a dos años de prisión luego de el asesinato de su padre, sin embargo fue liberada por buena conducta seis meses mas tarde. Desde entonces, escapa de la justicia por ser un inmigrante ilegal, además de ser Drug Dealer y de hacer peleas callejeras, ha robado repetidas veces siempre a mano armada.



-Manías y Fobias
Fénix teme al contacto físico con los hombres. Cualquier cosa, ya sea una caricia, relaciones sexuales o un toque por equivocación. Es desconfiada en extremo, lo que genera varios problemas. Irónicamente, Fénix solo cree que lo único bueno que hace es el tener relaciones íntimas con las demás personas. Por mucho que intente darle la vuelta, no puede dejar de aproximarse a ellos en busca de un poco de cariño que sabe que no va a conseguir. Sentir placer por ello? Ni lo sueñes, se odia a cada instante.

-Gustos:
Los gustos de Fénix se han ceñido en dos cosas básicamente. Las drogas y el alcohol. Solamente eso le genera un poco de placer y aunque sabe que no está del todo bien, continúa haciéndolo. Ha desarrollado también un extraño gusto por la velocidad. Adora las motos y autos que van a mil por hora, y sabido llevarse alguna sin permiso para poder probarlas. La noche también le gusta mucho, siempre podrás verla caminando sin rumbo alguno por las transitadas y no tan transitadas calles de California.

Religión: Atea hasta que se demuestre lo contrario.

Habilidades: Segun ella, no hace bien absolutamente nada. Solo meterse en un problema detrás del otro.

Mascotas: -

Estudios y Idiomas: Analfabeta.
avatar
Fénix Rousse

Mensajes : 3

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Fénix Rousse

Mensaje por Delancey Schwatz el Mar Dic 07, 2010 5:33 pm

Ficha aceptada, ¡Bienvenida al Foro!
Cierro.
avatar
Delancey Schwatz

Mensajes : 577

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.